hola@festivalyoga.org | +(34) 693 729 011

Filippo Fabri

Thai Yoga Massage no es solo un masaje, es una experiencia que involucra el cuerpo y la mente de quienes lo practican y de quienes lo reciben. El masaje tailandés viene de la antigua tradición de la cultura budista tailandesa. Los principios que inspiran el masaje tailandés son los de la medicina china, la acupresión y el yoga, el estiramiento, la meditación y la reflexología. Sus orígenes son tan antiguos que se pierden en las nieblas del tiempo, están relacionados con la medicina ayurvédica. La primera fase del masaje implica un diagnóstico, el operador percibe las necesidades reales del paciente. De hecho, el síntoma es la expresión individual de un desequilibrio y, como tal, debe tratarse con especificidad. Ambos sujetos están vestidos con ropa cómoda. Durante el tratamiento, el terapeuta intenta coordinar su respiración con la del paciente. El objetivo es llevar a ambos a un estado de armonía. Las tensiones y las presiones que lleva a cabo apuntan a este resultado. El masaje tailandés produce una serie de beneficios para el cuerpo: aumenta la actividad vascular, libera las toxinas, elimina males y tensiones, activa y libera energía, equilibra los chakras y aporta equilibrio. Es adecuado para todos: deportistas y personas activas, pero también para aquellos que no pueden practicar deportes y sufren de pequeñas depresiones, personas con enfermedades crónicas y movilidad reducida.